Ir al contenido principal

El Mobile está matando a las “páginas vistas”




Desde que nació la industria digital la medición y los indicadores que utilizamos para la misma siempre han estado en continua revisión y redefinición.

Utilizamos el concepto usuario único para hablar de cobertura. Ese concepto que parece hablar de humanos pero que realmente identifica dispositivos únicos medidos por una cookie. Con el uso de múltiples dispositivos por parte de los usuarios y que parte importante de la actividad online en aplicaciones móviles no utilizan cookies, el gap entre usuario real y usuario único cada vez más alto. 

Eso sin hablar de la falta de trazabilidad de las acciones de los usuarios en su navegación entre varios dispositivos.

Es una evidencia que el mercado necesita urgentemente avanzar en superar este indicador. Necesitamos como el aire que respiramos una especie de id universal que sea capaz de identificar a un usuario que utiliza diferentes dispositivos, plataformas y aplicaciones.

Otro de los indicadores tradicionales ha sido el de página vista. Una “página” totalmente cargada en el dispositivo del cliente. Este indicador nos ha servido a las agencias de publicidad tradicionalmente para medir la capacidad de los diferentes soportes para generar impactos publicitarios gracias a que casi todo el consumo se realizaba a través de un navegador.

De nuevo llevamos tiempo viendo que este indicador empezaba a tener deficiencias. El consumo de soportes como blogs con un modelo de consumo no basado en páginas vistas si no en una única página donde se cargan contenidos uno detrás de otro o las plataformas de vídeo donde la página es estática pero el contenido publicitario está insertado dinámicamente nos empezaban a mostrar las deficiencias del concepto páginas vistas pare medir inventario.

Pero la medición de las aplicaciones móviles ha acabado con el modelo. El concepto página vista no se aplica a las apps y las fuentes de medición como comScore Mobile Metrix no reportan este dato en su medición.

Entonces, ¿cómo medimos la capacidad de inventario publicitario de las Apps? Las fuentes ahora mismo solo reportan cobertura y tiempo de consumo, pero estas dos variables no son referentes para medir ese concepto. Y algo que tampoco es simple, ¿cómo integramos la medición de páginas vistas en la medición de actividad dentro de un navegador con la de las aplicaciones?

La respuesta técnica parece sencilla, ¿no? Integremos el dato del servidor de publicidad de los soportes en las herramientas de medición y solucionado el problema. Pero la experiencia nos dice que estos procesos hacen que la información no esté disponible para la mayoría de los soportes. Los monstruos de la industria cono Google o Facebook no reportarán públicamente el dato y el modelo de medición se perderá en el long tail de soportes medianos o internacionales.


Pues bien. Creo que todos tenemos claro que las “páginas vistas” están obsoletas como indicador. Lo que no tenemos nada claro es que indicador cogerá el relevo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El ecosistema de la publicidad programática explicado como un mercado de tomates

En mi día a día tengo que explicar a equipos de marketing y medios de marcas que es eso de la publicidad programática. La forma más ordenada de hacerlo es a través de un ecosistema de agentes/tecnologías y casi siempre utilizamos el realizado por el IAB . Mi experiencia explicando ese ecosistema no siempre ha sido la óptima, con lo que he optado en ocasiones por simplificarlo y explicar el ecosistema programático como un mega mercado de la compra y venta de tomates. Queda más o menos así. Y es así más o menos como lo explico. Los medios tienen un producto a la venta, las audiencias. Este producto es muy heterogéneo y por tanto conocer de qué variedades está compuesto ese producto hará más eficiente y rentable la comercialización. Pero imaginemos que no son medios y audiencias. Son campesinos que se especializan en la producción de tomates de gran tipo de variedades (pera, para ensalada, para hacer sofritos, Montserrat, buey, cherry…) El campesino/medios tien

¿Serán los datos de primera parte el nuevo santo grial de la publicidad digital?

En unos meses la base tecnológica en la que se ha basado gran parte de la medición y la segmentación de la publicidad digital desaparecerá definitivamente. El navegador dominante del mercado, Chrome de Google, bloqueará las cookies de tercera parte como ya hace tiempo que hacen otros navegadores como Firefox o Safari.    Esa solución estándar de la navegación que permite marcar un navegador con un identificador único nos ha da acceso a medir su actividad durante la navegación de una página web, si el dispositivo ha sido o no impactado por una campaña publicitaria o incluirlo en segmentos de audiencia con información declarada o inferida ya no será posible para cualquier servidor que no sea el del propietario de ese website.   Eso no quiere decir por tanto que desaparecen las cookies, las de primera parte se mantienen activas, ni otros marcadores similares como los identificadores publicitarios de las aplicaciones móviles en los ecosistemas de iOS y Android. Pero la mayoría de los Adser

El 95% de la inversión programática podría estar siendo malgastada

A esa conclusión llegó el máximo responsable de Ebiquity en una reunión de la Asociación Española de Anunciantes . Su análisis se sostenía sobre dos tipos de argumentos. El primero en que la cadena de valor, agencia y tecnologías implicadas en el proceso tienen la manía de cobrar por sus servicios. La segunda en que la mayoría del resto de la inversión acaba siendo no visible, servida a tráfico fraudulento o en entornos inseguros para la marca. Cada vez que leo noticias por el estilo me pregunto que interés hay detrás de tales afirmaciones. Estoy cansado de leer afirmaciones de este tipo de plataformas tecnológicas que generan incertidumbre para vender su solución (normalmente incompleta) de visibilidad o antifraude. En el caso de Ebiquity entiendo que es la reacción normal a un modelo de contratación de publicidad que la deja fuera del mercado. En un entorno tan dinámico su modelo de negocio de definir costes medios de mercado de la compra de espacios publicarlos no tiene sentido.