Ir al contenido principal

¿Por qué Mobile First?

Seguro que habrás oído más de una vez el concepto Mobile First. Es curioso, ya que hasta el momento en el mundo de la comunicación no se había planteado algo similar con otro medio. Nadie planteó TV First, Radio First o Print First.

Entonces porqué tiene sentido Mobile First. ¿Qué hace al móvil diferente?



Es ampliamente conocido que España es uno de los mercados con mayor penetración del mundo en Smartphones. La lucha durante años de las operadoras por arañar cuota de mercado nos llevo a poder disponer de teléfonos de última generación gratuitamente o por muy poco dinero.

Con los datos del estudio de Dentsu Aegis Media CCS 2014, el 72% de los españoles de entre 15 y 64 años disponen de un teléfono inteligente.  Pero no es tan solo relevante esa alta penetración, lo que es más relevante es que se trata de un dispositivo personal e intransferible. En algunos casos podríamos llegar a decir íntimo. Es tal nuestra relación con el móvil que en el mismo estudio casi un tercio de los propietarios de un Smartphone declaran que se sienten perdidos sin él.

Y seguramente tenemos esa relación con él porque entre otras razones nos acompaña y lo utilizamos de forma intensiva a todas horas. Algunos estudios dicen que miramos la pantalla de nuestro móvil más de 150 veces al día.

Connected Life, el estudio de TNS que habla de el uso de las nuevas tecnologías por parte de la población Española indica que es el medio que tiene mayor cobertura entre los internautas durante toda la jornada a excepción de la hora de la comida y en el prime time, donde es superado por la televisión. Pero en todas las franjas no baja de una cobertura potencial del 20%.

Ese uso intensivo se basa en la multiplicidad de actividades que desarrollamos a través del móvil. Además de la original funcionalidad de hablar a través de él nos comunicamos a través del correo electrónico o utilizando aplicaciones de mensajería instantánea. Nos relacionamos con nuestro entorno o con marcas a través de las redes sociales. Trabajamos con él. Nos informamos. Llenamos tiempo de ocio escuchando música, jugando o consumiendo contenido audiovisual. Nos informamos de productos, los comparamos y los compramos. Tomamos fotos o vídeos y lo compartimos, en ocasiones de forma geo localizada.

Además el móvil tiene un rol adicional. Se está convirtiendo en el pegamento que une otros puntos de contacto. Con los datos de CCS 2014 el 55% de los usuarios de móvil lo utilizan a menudo cuando ven la televisión. Esta actividad multipantalla tiene relevancia tanto para el contenido televisivo como para las marcas. El 26% han utilizado un buscador para saber más sobre la publicidad que han visto en TV a través del móvil, el 18% han visitado directamente la web del anunciante y el 17% ha realizado esa búsqueda en una red social.

Y si en el momento del conocimiento o la preferencia el móvil cada vez tiene un rol más importante, donde está siendo un punto de contacto diferencial es en el momento de la acción. El 80% de los usuarios han realizado una búsqueda sobre el producto que están comprando en alguna ocasión según el V Estudio del Mobile Marketing del IAB España.

Con todos estos hechos sobre la mesa es lógico entender las razones que nos llevan a pensar en estrategias Mobile First. El móvil es un punto de contacto masivo que  nos acompaña a lo largo de todo el día, lo utilizamos de forma intensiva para cubrir un amplio abanico de necesidades y cada vez interviene de manera más relevante en el proceso de decisión de compra. Además al ser un punto de contacto tan personal y gracias al data, las marcas se pueden dirigir al usuario más como consumidor  que como audiencia.

Estamos muy lejos de entender, utilizar de y sacar partido a un medio con tan alto potencial. Lo que está claro es que las marcas ya no pueden dejar para más tarde este punto de contacto en sus estrategias de comunicación. Sin duda el móvil nos ha pillado a la mayoría del mercado fuera de juego.


Además la transversalidad del mismo hace también urgente el replantear de forma decidida la comunicación y su planteamiento. Redefinir la génesis del proceso creativo, balanceando el peso más hacia la experiencia y el engagment con el consumidor. Entendiendo la comunicación de la marca como un ecosistema en el que el móvil tiene y tendrá cada vez más un rol cada vez más importante.

Entradas populares de este blog

El ecosistema de la publicidad programática explicado como un mercado de tomates

En mi día a día tengo que explicar a equipos de marketing y medios de marcas que es eso de la publicidad programática. La forma más ordenada de hacerlo es a través de un ecosistema de agentes/tecnologías y casi siempre utilizamos el realizado por el IAB.
Mi experiencia explicando ese ecosistema no siempre ha sido la óptima, con lo que he optado en ocasiones por simplificarlo y explicar el ecosistema programático como un mega mercado de la compra y venta de tomates. Queda más o menos así.


Y es así más o menos como lo explico.
Los medios tienen un producto a la venta, las audiencias. Este producto es muy heterogéneo y por tanto conocer de qué variedades está compuesto ese producto hará más eficiente y rentable la comercialización.
Pero imaginemos que no son medios y audiencias. Son campesinos que se especializan en la producción de tomates de gran tipo de variedades (pera, para ensalada, para hacer sofritos, Montserrat, buey, cherry…)
El campesino/medios tiene que poner a disposición d…

El 95% de la inversión programática podría estar siendo malgastada

A esa conclusión llegó el máximo responsable de Ebiquity en una reunión de la Asociación Española de Anunciantes. Su análisis se sostenía sobre dos tipos de argumentos. El primero en que la cadena de valor, agencia y tecnologías implicadas en el proceso tienen la manía de cobrar por sus servicios. La segunda en que la mayoría del resto de la inversión acaba siendo no visible, servida a tráfico fraudulento o en entornos inseguros para la marca.

Cada vez que leo noticias por el estilo me pregunto que interés hay detrás de tales afirmaciones. Estoy cansado de leer afirmaciones de este tipo de plataformas tecnológicas que generan incertidumbre para vender su solución (normalmente incompleta) de visibilidad o antifraude.

En el caso de Ebiquity entiendo que es la reacción normal a un modelo de contratación de publicidad que la deja fuera del mercado. En un entorno tan dinámico su modelo de negocio de definir costes medios de mercado de la compra de espacios publicarlos no tiene sentido. Lle…

No me llames compra programática, llámame publicidad programática…y hazme más creativa

Dicen que el nombre hace la cosa y seguramente uno de los problemas de posicionamiento actual de la publicidad programática en nuestro país es entenderla solamente modelo de compra de medios. Esa visión además de limitada en su concepción, nos ha llevado en algunos casos a entender la publicidad programática como ese modelo  de comprar barato inventario invendido en el entorno digital. Mensaje más extendido de lo que muchos creen entre los anunciantes de nuestro país. Creo que es necesario una reivindicación del rol presente y futuro de la publicidad programática. Y una buena forma es empezando por reescribir su nombre ya que la promesa que traslada es casi imbatible. Impactar solamente al consumidor más valioso para las marcas, entendiendo el contexto y entorno donde se producirá el impacto para personalizar el mensaje gracias al uso de los datos. Esa promesa nos traslada mejoras de eficiencia y eficacia. Y  quizás una futura percepción más positiva por parte del consumidor de la publi…