Ir al contenido principal

¿Por qué Twitter volverá a los resultados de Google y en qué nos puede afectar?

El pasado cuatro de febrero Bloomberg informaba que Google y Twitter están cerrando un nuevo acuerdo para que los resultados de la red de microblogging aparezcan de nuevo en los resultados del buscador como pasó entre 2009  y 2011.



Este anuncio veía la luz la misma semana en la que Twitter presentó sus resultados del último trimestre de 2014 en los que aunque los ingresos publicitarios superaron las expectativas de los analistas. Pero el crecimiento de los usuarios de la plataforma quedo por debajo de las mismas.

Parece que este acuerdo, que ya es una realidad con Bing y Yahoo!, va destinado al crecimiento de los ingresos publicitarios, que se estima en una oportunidad de 1,3B $ este año impactando a más 500M de usuarios únicos no logeados.

Pero analizando las consecuencias de este acuerdo se plantean efectos colaterales que pueden abrir nuevas oportunidades y acelerar procesos en la comunicación multipantalla especialmente en nuestro mercado.

No olvidemos el monopolio que tiene Google en el mercado español de las búsquedas y que somos uno de los países más twitteros del mundo. Twitter declara que en España hay 7,6 millones de usuarios (82% de los cuales se conectan a través del móvil). En el último estudio anual de redes sociales del IAB indica que el 56% de los internautas españoles utilizan/visitan la red social del pajarito azul.

Aunque es muy conocida (el conocimiento espontáneo en el estudio del IAB llega al 82% de los internautas), en el último año solo ha crecido su uso 8 puntos porcentuales. Además solamente es la red social preferida para el 9% de los usuarios de RRSS lejos del 65% de Facebook. Parece estar estancada y acosada por redes más dinámicas como Instagram.

Pero si un entorno domina Twitter en nuestro país es el de los comentarios sobre los contenidos televisivos y su incidencia en generación de audiencias, tendencias y líneas de opinión.

Según el estudio CCS de Dentsu Aegis Media más de un tercio de los Españoles de más de 14 años han comentado en las redes sociales algún contenido televisivo y Twitter ha indicado que más del 50% de los tweets que se generan en nuestro país en horario de prime time son referentes a lo que sus usuarios están viendo en TV. El mismo estudio de DAN indica que tres cuartos de los Españoles hemos visitado un buscador para conocer información adicional sobre algún contenido televisivo.

La oportunidad que se abre para las marcas y cadenas de televisión al cruzarse las dos plataformas (Twitter y Google) puede ser relevantes.  Gran cantidad del contenido en tiempo real sobre lo que pasa en la TV se genera y consume en la red proviene de Twitter, si Google lo incorpora a sus resultados de búsqueda hay oportunidades de amplificación a través de SEO de ese contenido para conseguir la mayor cobertura posible a los mismos. En este segmento estos contenidos sociales pueden tener una gran relevancia en lo que el usuario encuentre en su buscador de referencia.


Tendremos que estar atentos a la puesta en marcha de este acuerdo y las implicaciones en crecimiento de tráfico y usuarios que puede ofrecer a Twitter y los efectos en cómo se presentan esos resultados en Google para introducirlos en las estrategias SEO de especialmente marcas y cadenas de televisión.

Entradas populares de este blog

El ecosistema de la publicidad programática explicado como un mercado de tomates

En mi día a día tengo que explicar a equipos de marketing y medios de marcas que es eso de la publicidad programática. La forma más ordenada de hacerlo es a través de un ecosistema de agentes/tecnologías y casi siempre utilizamos el realizado por el IAB.
Mi experiencia explicando ese ecosistema no siempre ha sido la óptima, con lo que he optado en ocasiones por simplificarlo y explicar el ecosistema programático como un mega mercado de la compra y venta de tomates. Queda más o menos así.


Y es así más o menos como lo explico.
Los medios tienen un producto a la venta, las audiencias. Este producto es muy heterogéneo y por tanto conocer de qué variedades está compuesto ese producto hará más eficiente y rentable la comercialización.
Pero imaginemos que no son medios y audiencias. Son campesinos que se especializan en la producción de tomates de gran tipo de variedades (pera, para ensalada, para hacer sofritos, Montserrat, buey, cherry…)
El campesino/medios tiene que poner a disposición d…

El 95% de la inversión programática podría estar siendo malgastada

A esa conclusión llegó el máximo responsable de Ebiquity en una reunión de la Asociación Española de Anunciantes. Su análisis se sostenía sobre dos tipos de argumentos. El primero en que la cadena de valor, agencia y tecnologías implicadas en el proceso tienen la manía de cobrar por sus servicios. La segunda en que la mayoría del resto de la inversión acaba siendo no visible, servida a tráfico fraudulento o en entornos inseguros para la marca.

Cada vez que leo noticias por el estilo me pregunto que interés hay detrás de tales afirmaciones. Estoy cansado de leer afirmaciones de este tipo de plataformas tecnológicas que generan incertidumbre para vender su solución (normalmente incompleta) de visibilidad o antifraude.

En el caso de Ebiquity entiendo que es la reacción normal a un modelo de contratación de publicidad que la deja fuera del mercado. En un entorno tan dinámico su modelo de negocio de definir costes medios de mercado de la compra de espacios publicarlos no tiene sentido. Lle…

No me llames compra programática, llámame publicidad programática…y hazme más creativa

Dicen que el nombre hace la cosa y seguramente uno de los problemas de posicionamiento actual de la publicidad programática en nuestro país es entenderla solamente modelo de compra de medios. Esa visión además de limitada en su concepción, nos ha llevado en algunos casos a entender la publicidad programática como ese modelo  de comprar barato inventario invendido en el entorno digital. Mensaje más extendido de lo que muchos creen entre los anunciantes de nuestro país. Creo que es necesario una reivindicación del rol presente y futuro de la publicidad programática. Y una buena forma es empezando por reescribir su nombre ya que la promesa que traslada es casi imbatible. Impactar solamente al consumidor más valioso para las marcas, entendiendo el contexto y entorno donde se producirá el impacto para personalizar el mensaje gracias al uso de los datos. Esa promesa nos traslada mejoras de eficiencia y eficacia. Y  quizás una futura percepción más positiva por parte del consumidor de la publi…